Cuestión seria, ¿verdad? El uso de la cosmética durante el embarazo y/o durante el periodo de lactancia... no es moco de pavo este asunto, amigas/os, así que voy a poner mi granito de arena y voy a explicaros todo lo que se. Permitidme que me ponga bien seria durante este artículo :

Sin%20t%C3%ADtulo-2.jpg

Es bien sabido que el embarazo es un proceso, para nuestro cuerpo, un poco agresivo, pues provoca muchos cambios en muy poco tiempo. Nuestro cuerpo pasa por muchos estados, muy diferentes y de manera muy rápida y todo esto creando una vida dentro, por lo que cambiamos nuestra dieta, la ajustamos para que no haya sorpresas desagradables… y este tema debe ser llevado también a la cosmética. Igual que lo que comes llega al feto, lo que te echas en la piel puede llegar también (si, es más difícil pero aquí lo importante es tener siempre cuidado). Yendo ya al grano (que me voy por las ramas), hay una serie de ingredientes que, preferiblemente, debemos evitar y aquí es cuando viene la parte científica. Esta lista está realizada por la FDA o agencia americana para la Administración de Alimentos y Medicamentos:

  • Retinol (vitamina A) y derivados: Complejo anti edad por excelencia (nada más hay que ver la tele, tenemos retinol hasta en la sopa). Consumido de manera excesiva puede provocar malformaciones al feto. ¿Cuánto es excesivo? Difícil respuesta. Mejor no arriesgar y directamente eliminarlo de la rutina unos meses, ¿no crees? ¿Cómo lo localizo? Saca tu lupa, y localiza: ácido retinoico, palmitato de retinol, retinaldehído, etc. Nivel de peligrosidad: medio (si se abusa).

  • Aceites esenciales: aquí hay de todo; úsalo solo los 3 primeros meses, úsalos cuando quieras, no los uses en ningún momento…usad la cabeza mejor: siempre hablamos de que en una mínima cantidad, todo es asumible pero… por tercera vez… ¿para qué arriesgar? Mi freaky consejo es que no los uséis y nos evitamos sustos. Importantísimo alejarse de: salvia, orégano, clavo, geranio, mentol o ruda. Riesgo: medio y en los más importantes antes dicho, alto.

  • Ácidos y vitamina C pura (alfahidroxiácidos (salicílico, glicólico), betahidroxiácidos): periodo de embarazo, piel más sensible y uso de ácidos, suena raro, ¿a qué sí? Es una época difícil para nuestra piel por lo que mejor marlos alejados. Súmale que algunos ácidos no tienen estudios de su repercusión sobre los fetos (como todo, en cantidades pequeñas no pasará nada, pero repito ¿para que arriesgar?) Riesgo: medio.

  • Cafeina: bueno, esto ya se sabía más o menos, que por vía oral siempre recomiendan reducirlo… pues en la cosmética lo mismo. Si, joven o no tan joven lector o lectora, hay productos cosméticos con cafeína y si te digo que puede alterar el sistema nervioso de un bebe… se te quitan las ganas de usarlos durante el embarazo y lactancia, ¿eh? ¡Ni acercarte a los anticelulíticos! (a no ser que no tengan cafeína, claro) Es común que tengan este componente así que no caigas en la tentación. Y por si acaso, mira los contornos de ojos también… Riesgo: Alto.

  • Productos antimanchas y anti acné: ¡ojo! Hay que estar muy atentos a la composición de los productos durante esta etapa y si veis la palabra hidroquinina, mejor dejad el producto donde estaba durante unos meses. Es un despigmentante y no casa bien con el feto. Y en cuanto al acné, mejor disfrutar de esa vuelta a la adolescencia y que esos pocos granitos no os quiten la sonrisa: el peróxido de benzoilo, hidrocortisona… ¡atrás! Riesgo: medio

  • Barras de labios: por favor, quedan pocas pero aún existen las que usan plomo… así que cuidado y que no os la cuelen. Riesgo: alto.

  • También podemos encontrar los desodorantes en este grupo, por aquello de los metales pesados (lo que se saltaron la operación bikini), como el aluminio, el fofisano de los metales. Esos al cajón. Riesgo: medio

En el otro lado de los NO RECOMENDADOS están, obviamente, los RECOMENDADOS (soy un hacha, ¿verdad?) y aquí es fácil:

  • Usa protector solaR mínimo de 50 :D. Obviamente asegúrate de que no contenga ningún componente de los ya indicados, sino que sentido tiene, pero ya que tu piel se sensibiliza… ¡échale una mano!

  • Ácido hialurónico, ¡ven a mi!. Este componente, en concreto, si es apto, por lo que se excluye del párrafo anterior. Y este, ¿por qué sí? Pues mira, por la deshidratación de la piel, el acné que puede provocar el embarazo, diversos desequilibrios… este activo es competente en la lucha contra todos estos enemigos y, además, es cariñoso con tu feto. De 10.

  • Cualquier producto sin tóxicos, con ingredientes EWG, que destaque por su seguridad… ¡siéntete libre en ese mundo!

¿QUE SI TENEMOS PRODUCTOS PARA EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA? ¡PUES CLARO!

purit_1.jpg

PURITO (PINCHA AQUI)

PURITO, que viene de la palabra "Purify" (Purificar) y la palabra "To", que en chino significa suelo, hace referencia a la vuelta a las raíces desde una filosofía segura y honesta para nuestra piel. Desde entonces, son todo un referente en productos naturales. Purito recurre a los recursos que nos da la naturaleza para desarrollar sus productos, en lugar de acudir a sustancias químicas.

Como bien su eslogan defiende, son productos seguros y honestos, todos 100% naturales y certificados por la EWG Green (asociación que ratifica el origen natural de los ingredientes)

IUNIK (PINCHA AQUÍ)

IUNIK (I de Ideal para la piel, U de única, N de natural, I de ingredientes de calidad y K de KnowHow, el conocimiento adquirido durante años), es una marca ÚNICA. Fue creada tras 10 años de experiencia por parte de la compañía en la que se contrastó la necesidad de productos más naturales, más minimalistas y a precios más asequibles. Se basan en la filosofía de su CEO, la cual dice: "Los ingredientes naturales pueden hacer nuestra piel preciosa, y ¡realmente lo es!"

TAMBIEN TENEMOS UNA CHILLBOX ESPECIAL PARA EMBARAZADAS Y MAMIS EN PERIODOS DE LACTANCIA. ¿QUIERES ECHARLE UN VISTAZO? PINCHA AQUÍ

Aquí llega el momento de daros una grandísima noticia, ya que veréis que se prohíben más que aconsejan y estaréis pensando: pues vaya plan, gorda, sin poder cuidarme la piel bien… nada más lejos de la verdad. Si, estarás más gorda, pero por qué llevarás una nueva vida dentro y si, podrás cuidarte la piel igual, pero con más ojo en los productos. Aun así… que sepas que durante el embarazo las mujeres producimos prolactina y estrógenos para parar un tren y esto hace que nuestra piel brille… O es que acaso nunca has oído lo de: ¡Qué guapa estás! ¡Qué bien te sienta el embarazo!; pues ya sabéis por qué (¡jum!)

Pero Freak, no me has hablado del bisfenol y me acuerdo de un artículo de El Mundo en el que se hablaba de las trazas que se habían encontrado en la leche materna por usar cremas hidratantes y tal y pascual… CORRECTO pero ¿leíste el artículo completo? Se hablaba de uso de cremas de manera intensiva, varias veces al día, cual loco poseso… Hay que ser coherente con todo. De todas formas, me encanta que me preguntéis (te has preguntado tu sola, freak… cada día estás peor…) por lo que aprovecho y os explico lo del bisfenol este…

Todo esto viene un por un estudio llamado BETTERMILK , para evaluar la calidad de la leche materna. Personalmente, y siendo un tema tan delicado, me encanta que existan estudios así, que haya preocupación en el sector científico, ¡gracias! En este, se habla del bisfenol, que es una sustancia que se utiliza en plásticos y en productos de consumo. Existen el A, el F y S (el A es el más antiguo, pero se le asoció a problemas endocrinos y se sacaron dos variantes, F y S). El caso, que otra vez me desvío, que el estudio concuerda en que el bisfenol está presente en un altísimo porcentaje de la población, usen o no cremas hidratantes. Pero claro, aquí sabemos que en los porcentajes que se presentan, no son peligrosos, pero y ¿y para un bebé? Pues tampoco hay peligro. La OMS estableció un límite y actualmente, en líneas generales, la ingesta está por debajo de 100 veces esa cantidad.

Con esto quiero decir que es casi imposible, aun en el mundo del embarazo y de la lactancia, que es más delicado, suprimir o eliminar el 100% de los riesgos o de la ingesta de elementos no del todo correctos, pero lo importante es ser coherente y no abusar de nada, utilizar cosmética evitando aquello que sea posible y sepamos que es dañino y, ante cualquier duda, siempre siempre siempre, ¡acude al médico!

Firmado: Beauty Freak

Share this post

Comments (0)

No comments at this moment