LIMPIADOR FACIAL

Consigue una doble limpieza con el limpiador facial coreano

Una vez la zona ha quedado bien limpia (desmaquillada), vamos a eliminar los últimos restos de sudor, polvo e incluso del mismo desmaquillante usado previamente. Así conseguimos la doble limpieza, factor elemental para avanzar por buen camino en el resto de productos puesto que ahora nuestra piel está lista para absorber todo lo que apliquemos sobre ella. ¡Elige el que mejor se adapte a ti!